Saltar al contenido
Todo sobre el mundo de las básculas digitales

Cómo trucar una báscula digital y hacer que pese de más

Cómo trucar una báscula digital y hacer que pese de más
5 (100%) 13 vote[s]

Si te preguntas ¿cómo hacer que una báscula pese de más?, has llegado al sitio adecuado. Trucar una báscula digital para que pese de más es la trampa más antigua utilizada por los comerciantes. Las balanzas analógicas o mecánicas resultan relativamente fáciles de trucar, aunque también resulta sencillo detectar el engaño, pero ¿cómo trucar una báscula digital?

La mayoría de las básculas digitales vienen pre ajustadas o técnicamente taradas y con un precinto electrónico, visible a simple vista, que asegura la protección de sus mecanismos. La manipulación interna de estos dispositivos es solamente viable rompiendo el precinto. Si te interesa sigue leyendo.

¿Cómo trucar una báscula? Los 3 Métodos más comunes

Las balanzas digitales pueden ser trucadas por medios electrónicos, siguiendo alguno de los siguientes procedimientos.

▷ Utilizando la función de calibrado

Todo dispositivo electrónico cuya utilidad tiene que ver con mediciones de algún tipo: peso, distancia, volumen, etc, pueden ser calibradas para asegurar medidas sin error o por el contrario, pueden ser alteradas para que registren resultados por arriba o por debajo de los valores reales.

como trucar una bascula digital y hacer que pese de mas

Las balanzas digitales disponen de una función de calibrado conocida como tara. Alterar la precisión de las balanzas electrónicas por medio de dicha función es el medio más conocido para trucarlas, pero se requiere conocimiento para hacerlo de tal forma que marque cero cuando no tiene objetos en el plato.

Simplemente tendrás que tararla con un peso encima de unos pocos gramos para hacer que pese de más en las próximas medidas que hagas. En este otro artículo puedes averiguar si tu báscula digital no pesa bien.

▷ Alterando el software de tu báscula

Otra de las vías para modificar los resultados de una balanza digital es la alteración del software que permite convertir la información emitida por los dispositivos electro – mecánicos en medidas de peso. Una vez se logra acceder al programa de manera que se pueda recodificar, basta modificar los parámetros precisos para lograr el cometido. Si no tienes conocimientos informáticos, tendrás que contratar a un técnico que lo haga por tí. Esto se hace mucho en las básculas digitales de cocina y en las balanzas de precisión.

▷ Modificando los resultados con un dispositivo externo

La última de las opciones para trucar una balanza digital es la que describe un procedimiento que implica interceptar por medios electrónicos la salida en pantalla de los resultados de la medición. Una vez interceptados se realiza un bypass a un dispositivo externo, debidamente camuflado, que se ocupa de modificar la medición y enviar el nuevo resultado a la pantalla.

¿Cómo saber si una báscula está bien calibrada?

Como has visto, trucar una báscula digital no es fácil pero con los medios adecuados es posible hacerlo. Por tanto, quizás ahora te preguntes ¿Cómo saber si mi báscula pesa bien?

Para asegurarte de que una balanza esté bien calibrada, habitualmente se realizan tres tipos de pruebas: la de repetitividad, en la cual se realizan al menos 6 pruebas de peso, la de linealidad con mediciones en diferentes puntos del plato de la báscula, asegurándose que los resultados sean iguales y, finalmente, la de excentricidad con mediciones en las cuatro esquinas del plato.

Habitualmente, en el ambiente comercial, como norma se permite un error máximo de 5 gramos por cada cinco kg como media de máxima precisión por las diferentes tipos, calidades y marcas de balanzas en el mercado. De manera que cualquier discrepancia, dentro de ese rango, es aceptable.

Antes de entrar en los métodos técnicos para ajustar una báscula digital para que indique mayor peso, es importante que sepas detectar las tres trampas más evidentes:

Trampas para hacer que una báscula pese de más
  1. Agregar peso a la vez que se coloca en el plato de la balanza el producto a vender, valiéndose de una bolsa con algunos gramos de peso guindadas en una esquina no visible al comprador.
  2. Por acción de un imán. Al estar el plato vacío y fuera de su atracción magnética, la pantalla presenta peso cero, pero al colocar el producto en el plato entra en acción el imán y suma gramos adicionales
  3. Con peso oculto en el producto a pesar, en cuyo caso, introducen en el empaque un objeto mientras realizan el peso, para luego retirarlo discretamente una vez hecha la medición.

Como puedes ver, es factible trucar los resultados de una balanza digital más allá de las trampas comunes descritas. La incursión electrónica y de software es la vía tecnificada más sofisticada, pero amerita la participación de expertos informáticos, no está al alcance del común de los usuarios.

En todo caso, si te animas a endulzarle la vida a tu pareja para que sienta que su plan de reducción de peso está dando resultados, sólo hackea su balanza digital. ¡Le regalarás un día de extrema felicidad!